SOSTENIBILIDAD EN EL MERCADO LABORAL


Desde la atención a candidatos y trabajadores por parte de RR.HH., hasta los nuevos puestos de trabajo creados por la creciente necesidad de proteger el medio ambiente. El concepto de sostenibilidad está moldeando el mercado laboral, y se fortalecerá aún más después de la pandemia.




En los últimos años, ha crecido la importancia de la sostenibilidad, convirtiéndose en un aspecto fundamental de muchas economías, industrias y de nuestra vida cotidiana. Pero, ¿qué significa sostenibilidad? No cabe duda de que se trata de proteger el medio ambiente; reduciendo las emisiones de CO2, reciclando e intentando detener el índice del cambio climático. Pero esto no es todo. Un número creciente de empresas ha empezado a promover la sostenibilidad en sus negocios, introduciendo las llamadas políticas de ESG, siglas en inglés que engloban criterios ambientales, sociales y de gobernabilidad. Dichas políticas han impactado especialmente en los departamentos financieros, pero las áreas de RR.HH. y el mercado laboral, prestan también cada vez más atención a las mismas. En este sentido, desde el punto de vista de los Recursos Humanos, y de forma más genérica en el mercado laboral y el lugar de trabajo, sostenibilidad significa mucho más. Significa fomentar el bienestar de los empleados y la conciliación entre la vida laboral y personal; invertir en el desarrollo de sus competencias y por lo tanto en la mejora de su empleabilidad; implementar la innovación y transformación digital en las empresas; impulsar el compromiso de los trabajadores, combatiendo el empleo ilegal y reduciendo la disparidad de oportunidades. Aunque podemos decir que los tres criterios ESG son importantes, la protección del medio ambiente por sí misma ya ha tenido un impacto en el empleo en los mayores mercados del mundo, creando nuevos puestos de trabajo relacionados en esta misión. Este mayor compromiso con el medio ambiente ha creado los «green jobs«, es decir, los empleos verdes. Es más, el índice de empleo de este tipo de profesionales está creciendo en todo el mundo. Según nuestro análisis, Alemania cuenta con 2,8 millones de empleados verdes que están creciendo en la TCAC un 1,59%, mientras que Italia cuenta con unos 3,1 millones con un TCAC creciente del 3,4%. Obviamente hay claras diferencias entre unas regiones y otras, y lo vemos en los países donde operamos. En particular, los datos sugieren que los países donde se cuenta con un numero menor de empleos verdes pueden todavía tener un alto índice de crecimiento de este tipo de puestos. Es el caso del Reino Unido, que cuenta solo con 185.000 empleos verdes, pero existe una tasa de crecimiento del 11,64%, y España, con 531.000 empleos y una tasa de crecimiento del 5,85%. De hecho, Madrid ocupa el número 20 del ranking global que mide la concentración de profesionales de «empleos verdes«, siendo la única ciudad española en esta clasificación según reciente informe publicado por LinkedIn. Otro país que ha empezado a abrirse camino en el terreno de la sostenibilidad en el mercado laboral es Brasil. Las previsiones apuntan a que la primera economía latina, donde la tasa de crecimiento de los empleos sostenibles es del 6,4%[1], se encuentra al principio de una nueva forma de producción que conducirá al país hacia una economía cada vez más verde.


La sostenibilidad en el mercado de trabajo, nuevas oportunidades de carrera Tal y como previamente hemos mencionado, desde Gi Group hemos registrado un aumento en la demanda de los empleos verdes en los mercados donde operamos, no obstante, no podemos adoptar un enfoque global: de hecho, las diferencias locales son muy relevantes.

  • Mecatrónica y mecánica industrial. La demanda de estos dos profesionales es particularmente alta en aquellos mercados y países donde los esfuerzos por obtener tejidos industriales más sostenibles son particularmente significativos. Por ejemplo, Alemania, especialmente por su sector automovilístico a la vanguardia, e Italia, que goza de una posición relevante en la industria manufacturera mundial.

  • Una nueva generación de instaladores, de por ejemplo nuevos sistemas de aire condicionado o nuevas redes para el almacenamiento de energía limpia que reducen las emisiones de CO2. En el caso de esta tipología de empleados, la demanda de su contratación está creciendo en prácticamente todos los países, especialmente en áreas urbanas como París, Madrid y Barcelona.

  • Trabajadores manuales especializados, como electricistas y albañiles expertos en nuevas tecnologías y materiales ecológicos. Son muy cotizados en países donde los bienes inmuebles han tenido un papel crucial siempre, como en Italia (12,5% del PIB en comparación con el 10% PIB medio europeo -datos procedentes del OCDE), en Brasil, China, Polonia y en muchos otros mercados emergentes del mundo, que en el proceso de crecimiento se están familiarizando con edificios de lujo que hoy tienen que cumplir no solo con estándares de lujo en sí, sino también con otros criterios ambientales.

  • Otro ejemplo es la Tecnología de la Información: nuestra vida dependerá cada vez más de infraestructuras tecnológicas, especialmente después de actual pandemia. Por ello se espera una creciente demanda de técnicos de todo tipo: expertos de los principales sistemas operativos, técnicos de hardware, especialistas de producto, así como otros roles de apoyo como pueden ser los reparadores de cables. La demanda de esta tipología de profesionales ya está creciendo en todo el mundo, siendo cada vez mayor la cantidad de trabajadores que necesitan estar conectados para la realización de su trabajo.

Además, la economía actual y la crisis social despertada por la COVID-19 ha forzado a toda la población mundial a un cambio rápido de sus hábitos y costumbres, acelerando la tendencia al teletrabajo. Numerosos expertos creen firmemente que estos cambios que hemos adoptado, en un primer momento por necesidad, se convertirán en parte de nuestra vida cotidiana y esto tendrá consecuencias incluso en los empleos sostenibles o green jobs. Los datos muestran un fuerte incremento del comercio electrónico: se prevé que su tasa de crecimiento para el 2020 pase del 4,4% al 18,4%, lo que se traduce en una expansión de la demanda de soluciones de transporte adecuadas a los nuevos estándares ambientales y, en consecuencia, en un aumento en la demanda de nuevas competencias verdes.


«El resumen general presentado a través de este estudio es claramente positivo, dado que representa nuevas oportunidades de carrera para trabajadores y candidatos en varios países. No obstante, formar parte de esta categoría de empleados no es una tarea fácil para todas aquellas personas no acostumbrados a las nuevas tecnologías sostenibles. Nosotros, desde Gi Group, dado nuestro rol, trabajamos día a día para impulsar la empleabilidad y consideramos clave centrarnos en reducir esta brecha, recortar la diferencia de competencias a través de la formación y actualización profesional de nuestros candidatos y trabajadores; todo ello comprendiendo las necesidades del mercado y la empresa. Lo que cobra aún mayor relevancia hoy en día, dada la situación sin precedentes que estamos viviendo. Y significa convertir la sostenibilidad en el mercado laboral en nuestra máxima prioridad» – concluye Stefano Novaretto, Country Manager de Gi Group en España.

[1] El análisis se ha realizado en base a los datos registrados de las actividades del grupo Gi Group a nivel mundial junto con datos de Linkedln Talent Insight.



0 views